Gráficas

Aprovechando la apertura de la primera tienda urbana de AKI realizamos una campaña para que la gente conociera una marca desconocida por los clientes de núcleos urbanos, más familiarizados con la ferretería del barrio.

Bajo el nuevo posicionamiento ‘Bricolaje Fácil’ creamos un concepto alrededor de las pequeñas chapuzas del hogar y cómo todos los “manitas” tienen ese lado de artistas en sus creaciones.
Fotografiamos un pequeño museo con una muestra de estas obras, que empujaba al consumidor a comprar en la tienda para la mejora y el mantenimiento de su hogar y dejar de hacer ‘obras de arte’ en sus casas.